10 noviembre, 2019

Rompiendo el caparazón. Vuelve ¡Somos Artistas!

Volvemos de nuevo a las aulas. Volvemos con ¡Somos artistas! De la idea al escenario en colaboración con el Teatro Real Carlos III de Aranjuez.

Los protagonistas de esta nueva edición del proyecto ¡Somos artistas! Son alumnos de 2º de la ESO del CEIPSO Maestro Rodrigo.
40 chavales de 13-14 años que se enfrentan a una experiencia intensa y que desafía toda su comodidad y conceptos preestablecidos.

¡Somos artistas! es programa de intervención educativa de alto impacto para trabajar competencias, valores e inteligencia emocional a través de las artes escénicas. El proyecto les plantea a estos alumnos, el reto de crear una obra de teatro musical desde la idea a su representación en un escenario en 9 semanas.

Es un proyecto diseñado para hacerlo en 12 semanas, pero por dificultades de agendas y programación en el teatro, en esta ocasión el tiempo es más reducido.

 

¡Somos Artistas!

¡Parece una auténtica locura! Pero esa es la esencia de la educación de alto impacto. Poner en tensión, llevar al límite nuestras posibilidades, para conseguir lo que parecía imposible.
¿Lo conseguiremos?

Empezamos a trabajar juntos el 11 de octubre.
Han pasado cuatro semanas.
No nos conocíamos y tenemos que crear algo de la nada.

El primer paso de este proyecto implica conocernos entre nosotros, pero lo que es más importante, aprender a conocernos y a mirarnos de otro modo a nosotros mismos.

 

Exhibición de talentos

Cuando el proyecto ¡Somos artistas! se hace con niños más pequeños, este proceso es mucho más fácil y corto. Los pequeños enseguida se muestran, no tienen miedos, no tienen etiquetas, sienten mucha más confianza en sus posibilidades y en su grupo. Para ellos todo es más fácil y espontáneo.

Pero cuando trabajamos con chicos de 13 y 14 años, la situación es distinta.

Esta primera etapa para romper el caparazón, para atreverse, para sacar nuestra propia voz, nos ha llevado cuatro semanas con dos sesiones cada una… y seguimos trabajando.

 

 

Pero en este tiempo han pasado cosas increíbles.

Aquellos que no tenían voz, han hablado. Aquello que sabían que la tenían, pero no se atrevían a mostrarla, lo han hecho en público. Los que no podían bailar, han bailado. Y todos, que se juzgan así mismos mediocres creativos, han creado, han escrito y han ideado, la letra de una canción y toda la trama para nuestro guion.

Pero además de todos estos avances técnicos, hemos hecho cosas mucho más importantes:

Hemos aprendido a escucharnos, pero no de cualquier manera; mirando a los ojos, mostrando interés, con atención. Para conocernos mejor, para reconocernos.

Hemos practicado el control espacial, reflexionando sobre el espacio escénico, viendo cómo llenarlo y como nos relacionamos en él entre nosotros.

Hemos reflexionado sobre la comunicación, sobre hablar con palabras y decir en voz alta, cuidando el tono, el volumen, las pausas, pero lo más importante: sobre comunicar con el resto del cuerpo. Los ojos hablan, la cara habla, el cuerpo habla. Y hemos podido comprobar no sólo que el cuerpo habla, sino que según lo usemos, puede transformar nuestros pensamientos y actitudes.

Hemos conocido, apreciado y demostrado asombro, por las capacidades de nuestros compañeros que desconocíamos. Rompiendo así las expectativas que ellos mismos tenían, de que si se exponían en clase algo horrible iba a pasar. Lo que ha ocurrido ha sido todo lo contrario: expresiones espontáneas de asombro, admiración y aplausos sentidos.

Hemos conseguido actuar delante de los tutores, y en ellos se han provocado sonrisas de orgullo y asombro.

Hemos valorado el silencio, no solo de la voz, sino del cuerpo. Ya sabemos movernos todos a la vez, incluso desplazando atrezzo, rápido y en silencio. Todo un logro para 40 niños de esta edad.

Hemos despertado a la diva que se escondía en el interior de algunas de las protagonistas.

 

 

Poco a poco cada uno va encontrando su lugar en este proyecto, en el que todos tenemos que hacer de todo. Aquí no vale quedarse en el papel que estamos más cómodos. Todos crean, todos actúan, todos cantan, todos bailan, todos producen, todos publicitan….

Porque en ¡Somos artistas!, el estreno no es más que una excusa, para el proceso, que es la parte verdaderamente importante, la parte que transforma a un grupo de alumnos de 2º de la ESO en una Compañía. Con todo lo que ello implica: trabajar todos juntos para conseguir un objetivo común, uno mucho más grande que todos nosotros. Sin que nadie se quede atrás. O vamos todos, o ninguno.

 

 

La Compañía sigue trabajando, dando grandes pasos para conseguir esta locura que es estrenar el próximo 15 de diciembre. Y mientras vamos creciendo, creciendo mucho en todos los aspectos.

¿Vendrás a ver el estreno el 15 de diciembre a las 18:30 en el Teatro Real Carlos III de Aranjuez?

Necesitamos tus aplausos.

 

1 thought on “Rompiendo el caparazón. Vuelve ¡Somos Artistas!”

  1. Toni Sánchez Jerez dice:

    ¡Qué iniciativa más bonita! No pude estar en la reunión, y quería transmitiros que me parece una experiencia increíble, una gran oportunidad de que los chicos se descubran a sí mismos y se sorprendan cuando descubran que pueden hacer cosas que ni se imaginaban que serían capaces. Gracias Isabel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *